26 oct. 2009

Llegó el momento de mirar a la izquierda


Hace unas horas, todos volvimos atrás. Un detalle demasiado importante, dado todo lo que conlleva.

Muchos tan solo se limitaron a retrasar su reloj y a descuadrar sus horas de sueño. Yo veo algo más. Tras empezar hoy una nueva semana y comprobar las caras de sueño del personal y que al salir del trabajo ya es de noche, creo que hay algo mas que se nos ha ido.

En unos pocos días, todos cambiaremos nuestros hábitos. Estamos obligados a recibir el invierno y comprobar como nos vamos volviendo mas caseros. El abrigo pronto estará presente y obligatoriamente en nuestro día a día y parte de nuestro optimismo desaparecerá hasta la primavera, en el que el sol vuelva a darnos motivos suficientes para sonreír al verle aparecer calentando nuestras vidas.

Me gusta el invierno, me gusta el frío y la lluvia, me gustan las tardes de domingo calentito con mi manta viendo películas, me gusta el poder esquiar los findes y sentirme uno con la montaña y el sonido del viento chocando con la nieve. El invierno tiene grandes momentos desde luego, pero lo que no hay son tardes de luz.

Las hormiguitas se han tirado todo el verano haciendo acopio para pasar el frio, los osos se disponen a invernar, nosotros quizás algunos, dedicamos la soledad que transmite las tardes nocturnas para reflexionar y asumir todo lo que hemos vivido a lo largo del año. Solo si somos capaces de mirar hacia la izquierda en el tiempo creceremos, afrontaremos y estaremos listos para un nuevo año, una nueva esperanza o una nueva oportunidad.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...