2 nov. 2009

Contemplar la inmensidad nunca creó tantas expectativas

Tengo la sensación de que algo va a pasar. La verdad que no se muy bien lo que es, pero algo ocurre...

Me levanto mirando al sol de frente (y sin gafas que soy muy duro, hehehe) asumiendo con fuerza un nuevo día, y siento que algo va a ocurrir. Espero todo el día pensando que será ese algo que me perturba y me hace desviar mi atención a la nada.

Vuelvo a casa y el cielo es precioso, los últimos rayos de sol escondiendose tras unas coloridas nubes rosas, una estampa increíble digna de las mejores pinturas griegas en su apología a la mitología de la tierra...

En esos momentos parece que está más cercano el cielo de mis manos y siento que algo de verdad se acerca a mi, va a suceder, llevo todo el día esperando y es el momento, pero nada llega...

¿Qué sensación más extraña, verdad?

Aun así he decidido no desistir, algo va a pasar y quiero estar ahí presente para contemplarlo y valorarlo como se merece.

¿Qué será? Ni idea de verdad... Pero llegará...

PD: la entrada del aniversario que tantos me habéis preguntado, si en efecto hablo de mi coche... ejem, ejem... en los comentarios Nacho lo sugiere... (no esta mal comentar... me hace sentir que me leéis...)

1 comentario:

Victoria dijo...

Es bonito estar alerta a la esperanza porque no me cabe duda de que algún día ese algo, también a mi, me llegará y desde luego quiero atraparlo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...