5 may. 2010

Paciencia, virtud de la grandeza


Resulta que últimamente se me están complicando demasiado las cosas y es difícil sacar un hueco para escribíos.

Hoy de la que venía al trabajo venia pensando tanto en la paciencia como en la impaciencia.

Vereis a lo largo de mi vida siempre he demostrado ser una persona muy impaciente. Necesitaba algo y lo necesitaba ya. Cada segundo que pasaba, hacía que el tiempo fuese cada vez mas lento. La relatividad del mundo cambiaba con respecto a mis ansias.

En momentos de relax siempre me impresionaban en demasía las personas mas mayores que yo, sobre todo aquellas ya ancianas.

Ellos por el contrario a mi, se toman las cosas con una calma fascinante, esperan y esperan para conseguir o no algo. Muchos pueden pensar que debido a las limitaciones físicas que van surjiendo tienen que comportarse de esa forma, pero mucho mas allá la razón principal no es esa.

Toda una vida llena de años, meses, días, horas, minutos y segundos les han proporcionado una experiencia tan importante como desconcertante.

Para un joven se hace difícil no saltar ante una injusticia, venganza o una simple acción apetecible. Ellos sin embargo, marcan bien las distancias, la calma les inhunda y esperan encontrar la ocasión perfecta para ejercer sus pensamientos o deseos.

Son infalibles, precisos y sobretodo algo que muchos no valoran en demasía, efectivos. Supongo que es una habilidad difícil de conseguir ya que se necesita mucho temple para lidiar con nuestras propias endorfinas.

Solo desde la calma se ven las razones reales del universo y solo desde la calma todos deberíamos actuar. Como un ninja hemos de ser discretos, rápidos y efectivos. Esta es una de las claves del éxito en esta vida.

Y pese lo que nos pese solo la experiencia nos dotará de ella. Mientras tanto lo importante es no arrepentirse jamás de nada de lo que hayamos hecho ya que eso solo será un lastre lleno de tormentos en nuestro camino.

4 comentarios:

Maka Paciencia dijo...

Paciencia es mi segundo nombre y te puedo aseguar que es una de mis mejores virtudes.
Gracias a ella he conseguido muchas cosas que tarde o temprano tenian que llegar.
Yo no digo na... jejeje!!

JITOX dijo...

Decir a tiempo es todo un acierto

Anónimo dijo...

Efectivamente, la paciencia es un lujo, y desde luego una de las mejores armas a la hora de un buen ataque.
Ejemplo: Acabo de acusarte de abandonarnos a nuestra suerte sin escribir en tu blog y sin embargo al instante siguiente entro en él y me encuentro con este comentario. Ya ves, mi acusación no ha sido acertada, he errado. Me he precipitado.
Como dice Maka, todo llega si tiene que ser así. Como dice el dicho, "Sientate en la puerta de tu casa y verás pasar el cadaver de tu enemigo"

JITOX dijo...

Ains........ esa paciencia...

Me viene una cancion a la cabeza...

"Fumando espero...
al hombre que yo quiero..."

huas huas!!!

habria que matizar un poco la cancion pero bueno... la esencia...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...