26 oct. 2010

La inmensidad de la distancia


Hoy de nuevo bajaron las temperaturas. Salir de casa por la mañana y que el coche te diga "riesgo de hielo" y marque 0º es mala señal.

Como si el azar se hubiese puesto de acuerdo con el destino, llegaste y todo cambio. Las oscuras nubes de la semana pasada fueron dando paso a un rico sol que iluminaba aún más tu sonrisa.

Las temperaturas como por arte de magia subieron y el clima se volvió mucho más placentero. Todo hacía presagiar que serían unos días preciosos y así han sido.

Ayer sin embargo y como negación, el azar decidió levantarse en cólera contra el destino evitando cambiar los últimos instantes a mi lado. Pero hoy de nuevo todo volvió a estar como a principio. Frío, solitario, desamparado...

Esta noche ha sido especialmente dura. No eres capaz de ver el vacio tan grande que hay hasta que llega el momento de meterte en cama y en ella no estas tu.

Entre mocos y lágrimas no renuncie ni un instante a abrazarme a tus recuerdos. Abandoné mi lado de la cama para ocupar el tuyo convencido de que será así hasta que vuelvas para ocuparlo. Tu olor se impregnaba en lo más profundo de mi corazón haciendo casi imposible el dormir.

Cuando deseas algo tanto y tu subsconciente empieza a funcionar inmediatamente abres los ojos soñando que tu estas aquí.

La decepción es enorme cuando compruebas que todo es un sueño, que aún tengo que tener paciencia para volver a estar contigo. A penas solo han pasado unas horas desde que marchaste, pero para mi esto ya es una eternidad.

Seré un pobre loco que quedará atrapado navegando en tus lunares, buceando en tus cosquillas y respirando tu placer en cada instante de mi vida, ya que es la única meta que espero con ahínco.

Es raro y difícil de explicar pero necesitaba soltarlo... 25 días son todo un mundo si tu no estas conmigo.



2 comentarios:

Maka dijo...

OOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOH!!!!!

Agueda dijo...

El frio se convertira en calor,
cuando estemos cerca para abrazarnos,
El hielo, en gotas de rocio,por que cuando te veo, no queda lugar para el frio en mi mundo,
Y el tiempo es una pequeña penitencia que tendré que pagar, para volver a estar en tus brazos...
Cada segundo de espera merecerá la pena, por que, al final del camino estarás tu...
25 dias son apenas un suspiro, cuando llevo 25 años esperandote...
Y recuerda, despues de dormir hoy, mañana solo faltarán 23...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...